ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Definición y orígenes del Lolita

Ir abajo 
AutorMensaje
Carrie

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 28/11/2008
Edad : 24

MensajeTema: Definición y orígenes del Lolita   Sáb Nov 29, 2008 2:23 pm

Definición y orígenes del Lolita (Según Candy)



El Lolita es una subcultura neo-romántica de origen japonés cuya actitud, profundamente esteticista, fusiona corrientes juveniles derivadas del afterpunk y el glam con reminiscencias de la aristocracia de siglos pasados, principalmente las épocas del rococó y la era victoriana.

Como muchas otras corrientes japonesas de tipo underground, surge a finales de los años 70 en ciudades como Osaka hasta irse extendiendo paulatinamente los núcleos urbanos más importantes de Japón e instalarse definitivamente en Tokio, convirtiendo así al popular barrio de Harajuku en la capital del estilo Lolita. Los orígenes de esta peculiar subcultura se remontan a la asimilación progresiva de la vida occidental en los usos y costumbres de la sociedad japonesa y en una profunda idealización de nuestro pasado más aristocrático.

Los inicios que influyeron en su posterior aparición se remontan a una serie de nuevas bandas o “tribus urbanas” que se generan en Japón a raíz de la presencia militar americana durante la guerra de Vietnam. En reacción a esto, grupos de rioters revolucionarios y hippies bohemios aparecen por primera vez con un tipo de pensamiento alternativo, totalmente diferente al acostumbrado en su país, que odia y admira a la vez a aquellos que le habían invadido, y paradójicamente, las estéticas de inspiración norteamericana comienzan a fluir por la isla.Años después, la burbuja económica del Japón de los ochenta propició la aparición de una nueva calidad de vida donde aparecen por primera vez conceptos como el street fashion, y un incipiente circuito comercial referente a la moda comenzó a consolidar estas nuevas formas del tradicional cuidado japonés por la estética, marcas importantes instalaron sus sedes también en Japón y poco a poco se ve en el público adolescente una nueva cota de mercado. La generaciones surgidas al amparo del “baby boom” de la posguerra trajo consigo una juventud que pudo disfrutar de todo aquello que sus padres y abuelos no podrían siquiera imaginar.

En 1982 sale a la venta “Olive”, publicación sobre moda incluida en la MagazineHouse, se caracterizo desde sus comienzos por ser un tipo de revista de “subcultura”, enfocada a jóvenes desde un punto de vista muy diferente al de prensa de moda habitual. En 1983 se convierte en una publicación independiente, bajo el lema “una revista para jovencitas románticas”, incluyendo contenidos culturales que la definían como algo más que una revista sobre moda, con artículos sobre música, literatura, cine, decoración e ilustración que la convirtieron en el referente indispensable para un nuevo estilo de vida juvenil.”Olive” supuso una importante influencia en la cultura femenina japonesa de los años 80, llegándose a hablar de las “chicas olive”, esas nuevas jovencitas estudiantes e independientes que comienzan a expresar sus inquietudes a través de la imagen personal.”Olive” sería en antecedente directo a las actuales publicaciones de moda tipo “Kera” o “Fruits”, y de muchas nuevas tendencias para las jovencitas en Japón.

Con respecto al Lolita, aparecen también los primeros diseñadores del estilo, como Kaneko Isao, el primero en producir vestidos de estilo lolita, ropas que reflejaban, al igual que el arte japonés del Kabuki, la filosofía del escapismo a través de la estética y que recordaban a la tendencia romántica de la moda urbana inspirada en la boutique Biba de Kensington, en el Londres de los tempranos 70. En 1989 Akinori Isobe funda junto a su esposa Fumiyo Isobe y los diseños de Kumiko Uehara la marca de moda Lolita “Baby, the Stars Shine Bright”, convirtiendo la imagen del baby look inspirado en el occidente de siglos pasados, en prendas que materializan de las fantasías de todas aquellas “jovencitas románticas” que habían gestado su adolescencia bajo la influencia del shojo de época (Candy Candy, Georgie, La rosa de Versalles etc…) o los mundos idílicos de artistas como Macoto Garou. Paralelamente otras marcas como Pretty,-la actual Angelic Pretty- Shirley Temple, Milk o Jane Marple comienzan a vender diseños de inspiración claramente lolita.

Con los años noventa llega el estallido de la burbuja económica japonesa, lo que podría influir en algunas escenas artísticas a la hora de traducir esta crisis mediante una nueva forma de asumir el malestar social, se produce así la introducción de la cultura gótica occidental a la escena musical y nocturna japonesa, con toda su actitud escapista y bizarra, y en su peculiar asimilación de este movimiento surgen las principales bandas con elementos lolita catalogadas dentro del visual-kei,-un estilo de música donde la expresión visual y la recreación mediante la imagen es parte imprescindible en la propia partitura de sus composiciones- que definitivamente reinventan desde otra óptica el concepto.

Caracterizadas por su estética teatral y rock melodramático, bandas como Malice Mizer o Lareine mezclan el pop-rock con la actitud glam, la tradición kabuki y los artificios góticos o barrocos, influyendo en el estilo lolita a través de aquellos miembros que adoptaban este aspecto en sus representaciones. Surgen con ellos las “lolitas de banda”, y el fenómeno fangirls, con seguidoras que les siguen con fervor casi religioso, el Lolita mimético comienza a extender el movimiento a nivel popular y ya no se conoce sólo en los ámbitos más underground de donde provenía. Es la época en donde se gesta una nueva versión de este estilo, el conocido como “gothic lolita”, o “gosurori” llegando a ser tan representativo que termina por casi fagocitar al estilo madre.

El lolita en su versión de “gothic lolita” tiene en Mana, componente de la ya citada banda Malize Micer, uno de sus principales embajadores, el redefine esta concepción de la vida desde su particular óptica de oscura elegancia, y el éxito de su banda es paralelo a la popularización del lolita en su versión más dramática. Inventa las siglas EGL y EGA -Elegant gothic lolita y elegant gotic aristocrat- y mediante la posterior creación de su propia marca de ropa “Moi-meme-moitie”, promueve un lolita más sugerente y adulto a través de una imagen directamente relacionada con la estética del neo-gótico victoriano.

De este modo comienza a gestarse lo que se conocería después como movimiento “Gothic & Lolita”, en donde la inocencia y la dulzura se hermana con el misterio, el delirio y las sombras del pasado para generar una escena artística y comercial con un mismo fin: un nuevo planteamiento de vida, una forma alternativa de posicionarse en el mundo a través de un escapismo radical: ambos suponen la recreación de exquisitos paraísos artificiales en donde el individuo expresa el yo de su paisaje interior mediante la adecuación a si mismo de otro externo, pero imposible, ideal, poético, un phatos inalcanzable al que rinde homenaje mediante todo aquello a lo que tiene acceso, su ropa, sus gestos, su comportamiento, haciendo de su vida y puesta en escena todo un arte.

Ejemplos inspirados directamente del surrealismo se alían con propuestas derivadas de la nóvela gótica y los cuentos de hadas o la revisión de los mismos según heroínas o ilustraciones infantiles de los años 50 , para hablar básicamente un solo lenguaje con diferentes registros: el de un romanticismo extremo en versión japonesa, y es por ello que en la escena del G&L se pueden apreciar elementos que nos recuerdan en mucho a algunas corrientes derivadas del mismo: simbolismo, parnasianismo, prerrafaelismo, decadentismo, ismos del siglo XX etc, y todo ello desde su particular visión profundamente esteticista y sus divertimentos fantásticos sobre nuestros siglos pasados, tan diferentes a los suyos.

Con la llegada del nuevo milenio se consolida el G&L como movimiento y a su vez el lolita se consagra definitivamente como subcultura, gracias a la proliferación de internet, y la cada vez más popular escena “otaku”, el estilo es conocido por jóvenes amantes de la cultura japonesa de todo el planeta, mientras cientos de lolitas surgen de cualquier punto de Japón, realizando largos viajes en tren con sus vestidos de muñeca para poder acudir a los conciertos de sus ídolos, comprar en las mecas de la ropa lolita o pasar un día de domingo en el popular barrio de Harajuku.

Novala Takemoto, escritor consagrado a novelas con personajes lolita , es ya en esta época su ideólogo por excelencia, ganándose el éxito popular y el título de “bardo del Lolita”.Este Peter punk excéntrico y refinado, fan declarado de Viviane Westwood, las muñecas, los robots, la taxidermia, las figuras de angelitos o Joel Peter Witkin, se declara absolutamente fascinado por el período Rococó, y que dice sin reparos haber nacido en 1745, también es conocido por su colaboración como diseñador para la prestigiosa marca de moda Lolita “Baby,the Stars Shine Bright” en donde tiene su propia línea de moda , así como por sus apariciones periódicas en la revista Gothic & Lolita Bible o por su versión “Pour Lolita” para el popular icono pop japonés Hello Kitty (en estos momentos, y tras los cargos por posesión de marihuana, Sanrio y Baby han interrumpido sus relaciones comerciales con el singular escritor, sin embargo su público le sigue queriendo, su último libro ha sido un éxito).

Comenzó a escribir mediante una serie de ensayos breves para un periódico mensual gratuito sobre arte en el año 92, a través de su columna llamada “cartas de amor para mis lectores” e inmediatamente conectó con un sector de la juventud japonesa que no parecía estar muy conforme con los modelos de futuro, éxito y adaptación que le proponía su sociedad. A esto le siguieron numerosas novelas que poco a poco le convirtieron en un autor de culto. Su consagración definitiva culminó con la versión cinematográfica en el año 2004 a cargo de Tetsuya Nakashima de su novela “Shimotsuma Monogatari”, una curiosa comedia en donde Momoko, su protagonista, es ya una de las referencias más comunes entre una nueva generación de lolitas de todo el planeta. Dentro del mundo occidental, la película ya ha sido estrenada en Norteamérica, Canadá, Alemania o Francia y el propio Novala asesoró la edición en ingles de la novela bajo el titulo de “Kamikaze girls”. Entre las lolitas esta película es llamada también “el anuncio publicitario de casi 2 horas de Baby”, pero todas le guardan un gran cariño por ser la primera vez que se filmaba algo relativo a su mundo. Novala es por tanto el precursor de un renacimiento del lolita naif desde una actitud esencialmente revolucionaria, del punk en formato damisela y del “be yourself” a pesar del mundo que te rodea.

En la actualidad, bien sea bajo el nombre de “Lolita” o “Gothic&Lolita”, lo que tal vez comenzó siendo sencillamente una forma de trasgresión juvenil mediante la imagen, ha acabado siendo una auténtica subcultura, con un incipiente mercado en alza, lugares de culto, gurús, representaciones artísticas y un código propio e inequívoco que lo hace reconocible en casi cualquier punto del planeta dentro de la escena underground. Y así, publicaciones como la “Gothic & Lolita Bible” –de la que ya existe su edición en inglés- la revista de patronaje estilo lolita “Gosurori”, la "Rococo" o la misma "Kera" se especializan en la divulgación del estilo, con contenidos que no solo tratan únicamente sobre moda sino también sobre artistas y músicos, se popularizan obras de inspiración claramente lolita o con personajes de este estilo – “La Rosa de Versalles” “Georgie” “Candy candy” “Dolls”, “Paradise Kiss”, “ Princesa Ai” , “Princess Princess” , “Rozen Maiden” o el OVA “Le portrait de Petite Cosette”- existen ya versiones lolita para las populares muñecas de resina o “dollfies” así como para las famosas muñecas Blythe, reconocidos artistas dentro de la escena de muñecas de autor japonesa recrean a la perfección la imaginería del Lolita como la obra Koitsukihime ,Akiyama Mahoko o Remi Futoyama , en la televisión japonesa ya tienen su propio programa, el “Tokyo Gosurori Night”, e idols norteamericanas como Gwen Estefani o Courtney Love –quien según el propio Novala acude a la tienda que Baby TSSB tiene en Daikanyama cada vez que visita Tokio - se hacen eco del estilo, grandes marcas del lolita en Japón se atreven con la venta on-line al extranjero –incluso una de ellas, BTSSB ya tiene boutique en París-,cohabitando con las grandes marcas se ha generado un circuito de compra-venta de artículos lolita de segunda mano o a menor precio, y ya no hace falta gastar grandes cantidades de dinero para ser lolita ,se multiplican en fotoblogs imágenes de chicas luciendo este tipo de ropa, de artistas clave como Mana, Kana, el dueto Kokusyoku Sumire o Nana Kitade así como las ilustraciones de autores como Imai Kira, Kakumei Zenya, Tomizaki Nori o un sin fin de Alicias en el país de las maravillas, y hasta existen los trajes lolita para ataviar a los personajes del famoso videojuego “Los Sims”,mientras que centenares de jovencitas de todo el mundo se sienten profundamente vinculadas a este movimiento, se aficionan tanto al manga de época como a los escritos de autores románticos o de terror gótico, aprenden a coser mejor que sus abuelas, a redescubrir los autores antiguos o los jardines más hermosos de sus ciudades, a amar la música ,desde las piezas clásicas hasta las bandas del metal más extremo, la electrónica o del nuevo rock japonés, adoptan pautas de conducta totalmente alternativas ,desde reunirse en salones con inspiración de tiempos pasados para tomar el té vestidas como muñecas de porcelana, bailar hasta perder el sentido de la orientación en un concierto , asistir a determinadas discotecas como si fuesen damiselas de época o reunirse a través de las comunidades lolita en diferentes idiomas que circulan por la red, su otro hogar, en una curiosa y nueva versión de mujer a través de la que juegan a descubrir todas las cosas bellas que aun quedan en la vida, mediante la corriente escapista más radicalizada que se puede dar en nuestro tiempo, fusionando modernidad y nostálgicos encajes sin temor a que nadie entre ellas las considere demasiado “cursis” o femeninas para vivir en nuestra actualidad.

La escena lolita actual se perfila como una corriente fundamentalmente creativa a través del cual investigar nuevas formas de expresión de la mujer mediante su versión más femenina, y frente a la visión que se suele tener del lolita como una corriente estética fundamentalmente materialista, el verdadero sentido de esta subcultura se entiende ahora como una apuesta por la cultura, un cuidado sentido de la imagen personal donde se valora por encima de todo los diseños o estilismos de elaboración propia como reflejo de un estado mental interior, y la recuperación de valores que parecen haberse perdido en la locura de la vida moderna, el lolita como estilo de vida en lugar de mera estética se perfila como un respiro, un alto en el camino para jóvenes de todo el mundo que parecen haber recuperado la fé en la vida mediante el ensueño, esta sería la definición más lógica a la hora de encontrarle un sentido a estas ilógicas, anárquicas, delicadas y temperamentales princesas.


Última edición por Admin el Sáb Nov 29, 2008 5:22 pm, editado 1 vez (Razón : Admi: Lo pongo en postIt ^^)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/yoouaremylifenow
Ayona

avatar

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 28/11/2008
Edad : 88

MensajeTema: Re: Definición y orígenes del Lolita   Sáb Nov 29, 2008 2:41 pm

Molt be!!!!!

Me encanta este estilo~~!

Me encanta que hayas puesto este topic!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/fofi_su1
 
Definición y orígenes del Lolita
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Podriamos llevar sangre o genes moros u musulmanes?
» 50 imágenes de nubes que no podrás creer
» ¿La personalidad se hace a base de genes o del entorno?
» Las imágenes mas enternecedoras que he visto
» ¿Trabajo Social? Yo te lo explico (Imágenes-TS)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Harajuku Spain Project :: ★Fashion★ :: ☆Lolita☆-
Cambiar a: